Claudio Magris: El fundamentalismo laicista me desagrada profundamente.


Pongo esta entrevista de Claudio Magris, personaje relevante que no conocía, como tantos otros, y que en este caso llegó a mis oídos a través de El Gaviero. Lo busqué en internet, y encontré una entrevista en la que entre otras cosas se habla de España. Me sorprendió algo de lo que dijo, y rápidamente encontré muy interesante que existiese en mi recolección de archivos. Es un pensador y filósosfo, y parece ser que por encima de todo es humanista. Son las luces que busco.

Por último, antes de que empiece la entrevista. El entrevistador, Álvaro de la Rica, en su blog, que os pondré al final, en agradecimiento por ser la fuente de esta entrada mía, dice, en contestación a un comentario sobre la cara que siempre tiene este Claudio Magris, que en realidad es un hombre muy
divertido, sus conversaciones con él siempre acaban a carcajadas.

Aquí está la entrevista,efectuada el 17 de mayo de 2009 para el diario La Razón. Aquí va:

Claudio Magris (Trieste, 1939)recibió ayer durante la Ferial del Libro de Turín la Orden de las Artes y las Letras de España. El galardón, instituido a imagen de la Legión de Honor francesa por el anterior Ministro de Cultura, César Antonio Molina, se concede por vez primera este año y ha recaído en el humanista italiano. Profesor de literatura alemana, autor de una veintena de títulos que abarcan todos los géneros literarios, Magris es ante todo un narrador ejemplar y un polemista infatigable en el debate intelectual y político. Por la amplitud de sus intereses y por la agudeza de sus análisis, en todo el mundo se reconoce en este escritor a una voz serena, lúcida e imprescindible para estos tiempos de crisis.

-¿Qué significa para usted esta distinción?

-Una nueva muestra de la generosidad de España hacia mí. Una prueba ulterior de su hospitalidad, de su capacidad de acogimiento, hasta el punto de que hoy podré decir, aún con más motivo que nunca, que España también es mi país. De alguna forma, es como si España se reintrodujera en el árbol genealógico de mi familia.

-¿Cómo ha sido entonces esa relación?

-Déjeme subrayar, antes que nada, mi agradecimiento fraternal a César Antonio Molina, quien promovió esta distinción y me comunicó la concesión. No me puedo olvidar de que España ha sido el país desde el que se ha introducido en Europa la obra de mi mujer, Marisa Madieri. Después le diría que mi relación con España ha tenido una característica que me asombra: jamás se ha producido un malentendido. La recepción de mi obra ha tenido, como es lógico, críticas a veces negativas, pero no he percibido nunca la incomprensión, el malentendido. Eso que ocurre cuando tocando el violín alguien nos dice que por favor dejemos de tocar el piano. No, en España he sido comprendido muy a fondo, incluso por aquellos que han criticado mi obra.

-¿A qué atribuye esa enorme empatía?

-Creo que empezó con El Danubio. Es un libro que habla, en el fondo, de la historia en su permanente transformación. Pienso que en España se leyó con la vista puesta en su propio cambio, que ha sido político pero al mismo tiempo también ha sido una gran transformación como país. España ha protagonizado un giro histórico profundo en los últimos decenios, un cambio que contenía la cifra de la contemporaneidad, y en algunos momentos, ante dicha complejidad, nada fácil, un libro como el mío pudo servir para algunos como un elemento más de orientación, en la medida en que describía otra transformación, en el ámbito centroeuropeo.

-Y, si me permite preguntárselo, ¿cómo ve a España en este momento?

-La sigo viendo plena de vitalidad. Sigo muy de cerca todo lo que ocurre y no se me escapa que atraviesa momentos difíciles, que está metida en la más dura prosa política y económica. Pienso que estará afrontando el problema con la seriedad que le caracteriza, aunque no se pueda estar siempre en una situación de máxima creatividad. Déjeme decirle, con todo respeto, pero con franqueza, que hay un aspecto que me parece inquietante de la situación actual. Me refiero a la contraposición insensata del catolicismo con un fundamentalismo laicista que me desagrada profundamente, y se lo dice un laico convencido; se trata de un feo eco del pasado del que debería liberarse, de una tensión autodestructiva y estéril.

-Y, ¿cuál ha sido la influencia de lo hispano en su formación intelectual?

-Ha sido enorme, aunque algo caótica. No cursé literatura española en la Universidad, pero he leído con asiduidad a los autores españoles. El Siglo de Oro, constantemente, la poesía y el teatro: Calderón y Lope. Cervantes es una guía para mí: en mi propia obra está presente la exigencia cervantina de hacer cuentas con la propia vida. También conozco a fondo la literatura española del siglo XX, desde Unamuno hasta muchos de los autores actuales. He estudiado con pasión la España imperial y su papel decisivo en la historia.

-¿Se refiere a la presencia española en América o más bien a su protagonismo en Europa?

-Me refiero más bien a esto último, a la presencia hispana en el corazón de Europa. Se trata de un elemento sin el que, por razones evidentes, no se puede comprender la Historia moderna y contemporánea. En un plano más restringido, me ha fascinado la España volcada sobre el mar y la navegación, y en este sentido la aventura americana española es un hito.

-O sea que no tiene una idea caricaturesca de lo español.

-Pues no. No habría más que asomarse a los grandes pintores españoles (El Greco, Murillo, Zurbarán, Velázquez o Goya) para borrar cualquier tentación de caricaturizar a España.

-¿Cómo está percibiendo, ahora le hablo en general, más allá del caso español, en el momento actual, esta situación de crisis? ¿Estamos ante una plasmación, en lo económico, de una crisis de valores que tantas veces se ha anunciado?

-Yo no lo plantearía así, al menos de entrada. Establecer esa relación, sin las debidas cautelas, conduce a la simplificación. Me parece que estamos ante un desequilibrio entre la dimensión financiera, monetaria, de la economía, y la dimensión real, empresarial. Nos habíamos olvidado de que ésta no puede ser más que una relación de medios a fines. Puede ser una lección de humildad. Hay que recordar que los imperios caen, que la historia, afortunadamente, permanece abierta. Y eso sí tiene un hondo sentido moral.

-Cambiando de tema, ¿qué trabajo literario tiene ahora mismo entre manos?

-Muchos, pero trabajos pequeños, que necesito terminar para poder escribir algo narrativo. Aquí se reproduce la búsqueda del equilibrio de medios y fines. Tengo en proyecto una historia sobre la aventura oceánica española, de la que hablábamos. Pero muy en ciernes. Veremos si al final viene o no esa historia que, por el momento, sólo barrunto.

-Y, por último, acaba de celebrar, con grandes homenajes en su país, su 70 cumpleaños. ¿Cómo lo ha vivido?

-Con naturalidad. No lo pienso mucho, me refiero a la cuestión de la edad. Intento vivir como si cada día fuera el último, pero no en el sentido del «carpe diem», sino más bien en aquel otro que se esconde en la frase evangélica de «bástele a cada día su afán». Acepto de antemano lo que venga. Y mantengo la ilusión, aunque también el escepticismo que toda fe necesita. Siempre que puedo me baño en el mar, últimamente con el agua a 13º.

Blog de Álvaro de la Rica: http://alvaro-hobbyhorse.blogspot.com/

50 comentarios:

  1. En el enunciado te faltó poner que era un laico
    convencido y los más importante, creo que Claudio Magris desestimó por desconocimiento o por otra razón que desconozco, la tensión que genera en este país, la presencia de las sotanas en el espacio público, siglos de historia, siglos de imposición de la ortodoxia de la iglesia genera en los que creemos en el laicismo, encabronamientos interpretado por Claudio como fundamentalismos.
    Te recomiento como buscadora de luz que leas: El elogio de la sombra de Tanizaki, parrafo: En Occidente, el más poderoso alidado de la belleza fue siempre la luz; en al estetitca tradicional japonesa los esencia esta en captar el enigma de la sombra. Me acorde de este libro por tu comentario de búsqueda de la luz.

    ResponderEliminar
  2. Y si donde debamos buscar es en las sombra ?

    ResponderEliminar
  3. Gracias por mi parecido con Magris, siempre me sorprendió el aspecto elegante, sombrio con cierta nostalgia, la nostalgia de la literatura, seguramente

    ResponderEliminar
  4. Bueno, no es que se me olvidara; es él mismo el que lo dice en la entrevista. Y precisamente por eso valoro más una opinión. ¿Sabes? cuando en este caso uno es laicista convencido, como muchos otros, y a pesar de eso, puede ser crítico con una tendencia no muy constructiva que pueda estar sucediendo, para mí significa, que es capaz de mantener la objetividad, sin por ello dejar de ser laicista.
    No hay contradicción, en considerarse alguien profundamene laicista y por otra parte estar en contra de lo que parece un fundamentalismo laicismo. No se trata de hacer justo lo que otros hicieron.

    No quería implicarme..... siempre me pinchas.... y me lo había prometido.

    ResponderEliminar
  5. En cuanto al último párrafo sobre la estética de la belleza a través de la luz para nosotros ó a través del descubrimiento del enigma de las sombras..... mil vidas viviría sólo para intentar entender lo que hay detrás de estas cosas y tantas otras.

    ResponderEliminar
  6. Lo apuntaré. Y aquí queda para todos los seguidores.

    ResponderEliminar
  7. Con eso estás diciendo, que no lo descubririamos nunca?, o que todo está "inventado" ya?.Un Saludo Aite.

    ResponderEliminar
  8. Creo que significa, pero no lo sé, lo intuyo y probablemente mal, pues no he leído a Tanizaki. Que en la búsqueda de la belleza, por ejemplo en el arte, occidente siempre se ha sentido identificado con la luz, por ejemplo, esto se ve muy bien en la época impresionista, cómo más que el arte figurativa buscaban la luz, pintaban a través del juego de la luz.

    Para los japoneses sin embargo, se centran en el secreto de la sombra, pero curioso es que para sacar una sombra también es un juego de luz. La luz trae las sombras y viceversa.

    Quizá sea más una respuesta a una cultura, la japonesa más melodramática, más transcendental, y la occidental más romántica.

    Pero ya te digo, hablo intuitivamente, no he leído ese ensayo.

    ResponderEliminar
  9. Creo que está relacionado con la necesidad de absoluto del mundo occidental, la búsqueda permanente, obsesiva, a diferencia de las cultura meridionales ( mediterraneas ) donde el relativismo es dogma (! menin fot alicantino !, las Fallas de Valencia y Alicante es un ejemplo de relativismo, se crea una obra de arte para prenderle fuego, etc. . Hay un libro muy interesante, que ya no se publica: Los mediterraneos y los bárbaros del norte de Luís Racionero, los barbaros del norte durante el imperio romano, los que vivían más allá de la frontera ( centro europeos ) acabaron invadiendo el mundo civilizado romano, heredero a la vez del mundo griego, egipcio, mesopotámico etc. Esos barbaros del norte acabaron transformando el mundo ( de una manera barbara ) hasta hoy . Ese absoluto, creo que está relacionado con las creencia en dioses tan poderosos, absolutos como el nuestro, el ojo de Dios que todo lo supervisa, lo controla,lo explica todo fué sustituido por la ciencia ( filosofía, arte, etc. ) que se origino en el occidente, y de los bárbaros. Las religiones del mundo oriental ( Budismo, taoismo, Zen ) de la que proceden el Japón, carecen de esos postulados occidentales. La búsqueda de luz ( necesidad de absoluto ), solo los contornos de los objetos que proyectan las sombras ( relativismo oriental, la imposibilidad de un todo, solo lo presente ).

    ResponderEliminar
  10. Sí, sí, me gusta más tu intuición, así que lo cambio por: la cultura japonesa más transcendental centrada más en el relativismo de las cosas, y la occidental que busca más lo absoluto.

    ResponderEliminar
  11. La imposibilidad del absoluto, díría o el absoluto como aspiración. Esa necesidad que tenemos que buscarle explicación a todo, eso es la necesidad de absoluto de la que escribo. La búsqueda de luz por parte de los pensadores centroeuropeos ( Goethe, buscó en Italia la luz, por cierto acabó pirándose de Roma escandalizado por la bullanga mediterranea ) los viajeros ingleses viajaron al sur de España en busca de luz, ( pintores, escritores ) buscaron la luz del sur europeo( alguno acabó cortandose la oreja ), siempre me subyugó esa idea, los viajeros que buscan la luz meridional y ya sabes lo que les pasa a esos turistas ingles, llegan blancos como la leche y escapan enrojecidos del escalde.

    ResponderEliminar
  12. De todos modos, fíjate que esa búsqueda, quizás sea una necesidad de encontrar lo bonito de lo que en realidad uno ve feo. Tengo incluso en mente hacerle a un individuo en concreto un magnífico regalo: El retrato de Dorian Gray. Claro, a lo mejor es que mis gafas están defectuosas, seguramente. En fin, sólo hay que asomarse un poquito, para volver a esconder la cabeza. Pero cuando encuentras esas luces, te das cuenta que no todo es feo. Por otro lado ¿Cuántas personas esconderán la cabeza cuando pasamos nosotros –yo- mismos por ahí? Jajajajaja. ¿ó es que tienen las gafas defectuosas?
    Lo bonito de la reflexión y la ecuanimidad es que nos hace un poco más bonitos.

    ResponderEliminar
  13. Ante todo...,lo que he podido leer, de vosotros, creo a ciencia cierta, que "la luz", está dentro de nosotros y la oscuridad está fuera, como si la vida fuera un tunel, que nosotros tenemos que iluminar. Un saludo.Aite

    ResponderEliminar
  14. Aite, deduzco por tus comentarios que necesitas respuestas. . . . no hay respuestas, todo son aproximaciones, hasta esto que te puede parecer una certidumbre, es duda. Es lo mismo que la luz benefactora que buscaban los artistas centroeuropeos, lo que les espoleaba de sus lugares era la insatisfacción, la necesidad de más, la búsqueda de respuestas.
    Lo único que se me ocurre es aquello de Machado, caminante no hay camino, se hace camino al andar, así tal cual.
    Seguiremos buscando.........

    ResponderEliminar
  15. Pero para cualquier búsqueda..,hay que tener como dicen "una luz que nos guie", aunque no hace falta ir lejos para encontrar respuestas ¿no?.
    Me gusta tu manera de explicar las cosas. Eres sabio.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  16. Itziar ( creo que en euskera ), no entiendo mucho el comentario del retrato de Dorian Gray, R...R me dijo que haces referencia a un ya difunto, no se me ocurre nada más que aquello de: " descanse en paz ", a algunos muertos no se les recuerda, pasa página.
    Kant no salió de su pueblo, es un filósofo descomunal.
    Viajamos para escapar de la rutina, viajamos para decir que viajamos, viajamos para huir de nosotros, viajamos con la esperanza de encontrar al otro y que nos tranforme. El autentico viaje es hacia dentro, como tu dices, ese es el verdadero viaje, puede cambiarnos más un viaje Alicante- Torrellano ( a comerte una paella ), que un Alicante-Crucero mediterraneo. La valentía de mirar hacia dentro, reconocernos en el espejo, ese es el verdadero y fructifero viaje.

    ResponderEliminar
  17. jajajajajaja, R...R, jajajajaja, precisamente ella sabe que no es un difunto, aunque quizás ella ya lo haya matado, jajajajajaja.

    En fin, es alguien muy próximo a todos nosotros, más para ellos que para mí. Quizás no haya caído.

    No puedo evitar reír, jajajaja. ¿Quién será el difunto imaginado?

    Oye, por cierto, viajar se puede viajar por muchas razones, pero hay una cosa que yo creo que está fuera de toda duda, cuando viajas conoces y contrastas, con eso me quedo. Por otra parte, ojalá pudiera huir viajando, sería una forma fascinante de conocer mundo, culturas, en fin, de abrirse uno mucho más, de romper con las imágenes que nos llegan. Viajar no es sólo para escapar, no, al menos, no para nosotros.

    ResponderEliminar
  18. Y mira que yo río poco¡¡¡¡¡

    ResponderEliminar
  19. Sobre la última frase, no es mía, es de Sócrates, pero cuando por primera vez la leí se me grabó, pues es una de esas frases que reconoces en seguida, que en seguida entiendes. Y es: el verdadero conocimiento viene del interior.

    Pero no significa que viajes hacia dentro, lo cual no significa que no sea verdad, pero no es lo que yo quiero decir con lo del verdadero conocimiento procede del interior.

    Esa frase significa el proceso que dentro de nosotros se produce, cuando debatimos en nosotros, cuando reflexionamos en nosotros, y al final, uno mismo concluye sobre algo. Ese es el conocimiento, y se basa en algo así como si sólo hubiera un resultado lógico, es como aprendes a conducir, a bailar ó a nadar, al principio te fuerzas, pero cuando aprendes, te das cuenta que sólo podías coordinar los movimientos de una forma. Bueno, pues lo mismo con el pensamiento. Claro, que para eso es buenísimo ver primero, el conocimiento, si nos llega, llega después.

    ResponderEliminar
  20. Lo cual no significa que todo lo que debatimos en nosotros se convierta en conocimiento. Pero, lo que sí es verdad, es que lo que se pueda considerar verdadero conocimiento ha procedido de ahí, de esa forma.

    ResponderEliminar
  21. Itziar, sospecho que deseas regalar ese libro a distintas personas, uno de ellas es a la que creo que va destinado, en fin me pierdo.
    Si dí sepultura a alguien próximo, que me perdone, me gusta oficiar los funerales de los demás, no el mío, que lo dejo a los otros.

    ResponderEliminar
  22. :) Risas con R...R, acabo de contactar con ella, es lo que pensabais. No sé por qué nos hemos liado tanto cuando desde el principio parece ser que nos habíamos entendido. En fin, se me ocurre, que aquí unos versos de Adonis vendrían bien:

    Prefiero la traición de la palabra a la palabra,
    que la fidelidad de la piedra a la piedra.

    En fin, bucearé en tu blog un poquito, y continuaré trabajando

    ResponderEliminar
  23. Antes se creía en la palabra.., un hombre que no cumple su palabra es un hombre sin honor. (Un mierda) Antes se hacían ctrts. con la palabra. Se sabía si era un hombre "de palabra". Está claro que el hablar por hablar es fanfarronería. Lo de la fidelidad a la piedra.., no hay nadie inerte..al no ser que sea un pedazo de ojos con carne, y no tenga sentimientos. Un saludo Aite

    ResponderEliminar
  24. Lo de Dorian Gray, no se por quien va, lo conocereis vosotros, pero me lo "pintais", muy mal (como en el cuadro). Espero que se regenere. Un saludo Aite

    ResponderEliminar
  25. Aite, me pones en duda con tu comentario, sobre el significado de esos versos:

    Prefiero la traición de la palabra a la palabra,
    que la fidelidad de la piedra a la piedra.

    Pero el sentido que yo le di era,

    la traición de la palabra a la palabra, en el sentido de muy a menudo el mismo lenguaje nos confunde, decimos palabras en un sentido que traiciona el sentido de la palabra, al ser la palabra un instrumento de la transmisión de ideas, y al ser las ideas subjetivas ..... conclusión: malentendidos.

    La fidelidad de la piedra a la piedra, en el sentido de que al ser piedra, no hay más interpretación que la misma materia, no hay ambigûedad, y en ese sentido la piedra es fiel a la piedra, imposible que una piedra traicione a una piedra, por carácter material...

    Ahora, ¿qué sentido le daría el poeta? vete tú a saber, igual otro.

    Nos vemos mañana

    ResponderEliminar
  26. Como decir, que prefiere tomar el riesgo de hablar, aunque uno sea malinterpretado, que no hablar, pues así seguro que no habrá malentendido, es decir, en el símil ser piedra.

    ResponderEliminar
  27. Esta es la interpretación que hago del poema.
    El poeta prefiere lo humano,la flexibilidad que encarna el espiritu humano ( vida ) y la rigidez ( muerte ) de la piedra que encarna la palabra y su significado.
    Si encarnaramos milimetricamente el significado de las palabras, el lenguaje, las relaciones humanas se harían previsibles, nos convertiríamos en autómatas.
    El poeta juega con las palabras, las desposeé de su significado, crea un nuevo lenguaje, un nuevo modo de entender la realidad. Esa el la viveza de la que habla el poeta.

    ResponderEliminar
  28. Mucho más bonito que lo que yo había puesto. A ver si lo entiendo: Adonis puede estar hablando de la naturaleza flexible el ser humano, precisamente por su característica de ser vivo, cambiante, que experimenta. Y representa lo que no es así como una piedra, por ser algo muerto.

    Si es la idea que querías decir, la verdad me gusta más que la mía. La mía ahora me resulta demasiado práctica.

    ¡Hay que ver lo difícil que es la poesía! Creo que hay que tener algo para entenderla.

    ResponderEliminar
  29. Gracias a los dos,.me encantais. Un saludo Aite

    ResponderEliminar
  30. Y a nosotros nos encantas tú.

    Estoy esperando que el Gaviero se extienda más con la explicación que le da a esos versos. No me importa reconocer que nunca he tenido buena mano para la poesía, es muy a menudo abstracta para mí.

    Pero me intriga esa explicación, suena tan bien.

    Gaviero, desmenuza un poquito más. Anda....

    ResponderEliminar
  31. libros que recomienda mi hijo : Un mundo sin fin, La catedral del Mar, el diablo viste de prada, el puente de los judios. ESPERO LEORLOS TODOS. Un Saludo. Aite.

    ResponderEliminar
  32. La Ladrona de Libros (Markus Zusak).-Los Pilares de la Tierra.

    ResponderEliminar
  33. El Ocho (katherine Neville).un saludo Aite

    ResponderEliminar
  34. Has leído los libros Iciar.? Un saludo.Aite

    ResponderEliminar
  35. Me ENCANTARÍA, QUE ME PUSIESES EN PRIMERA PLANA LO DEL DALAI LAMA. por favor (El Poder Mental)Un Saludo Angela

    ResponderEliminar
  36. Ángela: ¿Te refieres a la entrada que aquí hay del Dalai Lama, ó a un artículo en particular que hay en internet?

    Si te refieres a el artículo que yo puse en este blog; no puedo ponerlo para que salga en primer lugar, porque los artículos aparecen por orden de publicación. No obstante, si te fijas, en este blog hay un dibujito de una lupa. Bueno, pues esa lupa es un buscador de artículos publicados en este blog. Lo único que tienes que hacer es poner en él: Dalai Lama..... y te saldría el artículo que de él hay aquí.

    ¡Ánimo¡ y no te preocupes por nada. Nada pasa.

    ResponderEliminar
  37. En cuanto a los libros que me comentas... sí, he leído dos de ellos. De todos los libros se saca algo, pero claro, cada lector tiene sus preferencias, preferencias que viene de la inquietud que cada uno experimenta en un momento determinado. De los que me comentas, me gustó mucho el de la Ladrona de libros, de hecho, lo puse en la parte de -Los Mil y Un LiBRos-, el de la Catedral del Mar, sería largo de explicar lo que pienso de él; No obstante parece muy bien documentado. Los demás..... todavía no me ha llegado el momento.

    Me parece fenomenal que los quieras leer todos. Hazlo, y luego me los cuentas, :D

    ResponderEliminar
  38. Y gracias por acordarte de nosotros y ponerlos.

    ResponderEliminar
  39. ¿QUE PASA? ¿YA NO PONES NADA?

    ResponderEliminar
  40. Para septiembre, querida, el trabajo me mantuvo alejada. En agosto, me perderé por ahí. Gracias.

    ResponderEliminar
  41. ICÍAR, QUÉ GRATA SORPRESA. Entré en tu blog y me dí un buen paseo el otro día a propósito de tu presencia "cotidiana" en el blog de Álvaro. Aprovecho esta entrada sobre la entrevista que realizó a Magris para saludarte. Habrá que agradecer a Álvaro este encuentro. Espero leerte por mi blog, al que incorporo un enlace del tuyo(me gustan los comentarios que haces a Álvaro, de ahí mi curiosidad). Y felicidades por el tuyo (vaya participación numerosa y sesuda).

    ResponderEliminar
  42. Gracias, Paisajesescritos. Desde aquí recomiendo el tuyo, precisamente ayer me uní a tus seguidores. Nos vemos en septiembre. Un placer tenerte por aquí.

    ResponderEliminar
  43. Pensando en la "luz" me volví a meter en esta entrevista.
    FABULOSA por otra parte por los comentarios.
    Un saludo.
    Aite

    ResponderEliminar
  44. Pues voy a aprovechar ya que hablas de la luz, para poner algo que recientemente he escuchado y me encanta. Es algo que dijo Einstein, ahí va:

    'La oscuridad es en realidad la ausencia de luz. La luz la podemos estudiar, pero no la oscuridad. La oscuridad no existe si no es por la ausencia de luz'.

    ¿Sabes que el libro del 'Elogio a la sombra' sale en la película de 'El erizo'? me encantó la película.

    ResponderEliminar
  45. he visto el vídeo, que has puesto en el blog, y me gustaría ver la película que dices.
    Un beso. Aite

    ResponderEliminar
  46. No, no. Ese video en realidad es un anuncio. Pero las reflexiones son de Einstein, puestas en la boca de un niño.

    La película de 'El Erizo' está ahora en cartelera. A mí me encantó, aunque mi marido casi me mata. Está basada en el libro de 'La elegancia del erizo'.

    ResponderEliminar
  47. ok. La voy a ir a ver. Gracias.
    Un beso. Aite

    ResponderEliminar

Bienvenid@ a "Luces digitales".
Es un placer tenerte aquí.
¡Gracias por comentar!