J.M. Coetzee: La gente que hace esas masacres son muy poco atractivas y nada fotogénicas.

He querido poner una entrevista de John Maxwell Coetzee, (premio Nobel de Literatura 2003), desde que hace bien poco he descubierto su obra y me está gustando tanto.
Me he encontrado que hay muy poquitas. Pero he encontrado esta que habla del trato a los animales, un tema que en sus libros aparece siempre con tanto respeto.

La entrevista la realiza The Canadian Seal Hunt, en marzo del año 2008. He aquí su traducción:

THE HSUS: Varios de sus libros han tratado el lado
oscuro de la humanidad. ¿Cómo llegó primero a sensibilizarse a la difícil situación de los animales en nuestra sociedad?

J.M. COETZEE: Siempre he sido sensible a la difícil situación de los animales. Los niños son por naturaleza receptivos a los animales. Ellos no ven la diferencia de especies como una barrera enorme. Algunos niños pierden esa empatía en ese proceso de ser socializado. Otros no la pierden.

HSUS: ¿Cuándo llegó a ser consciente por primera vez de la caza comercial de focas? ¿Cuál fue su reacción?

JMC: No recuerdo cuándo exactamente. Hace muchos años, cuando por primera vez las imágenes de la caza de focas en Canadá ocuparon las portadas. Mi primera reacción fue de horror, como la de la mayoría de la gente -horror ante imágenes de hombres grandes golpeando hasta la muerte indefensos animalitos con hermosos ojos oscuros. Mi segundo pensamiento fue: ¿Es esto tan diferente de lo que ocurre en los mataderos todos los días?

HSUS: Como ustedes saben, Sudáfrica tiene una de las leyes más rígidas del mundo en cuanto a la protección de las focas, y ha prohibido desde 1990 la caza comercial de focas. Sin embargo, justo en la frontera con Namibia, existen masacres comerciales de gran tamaño de crías de focas. ¿Tiene usted alguna idea de por qué estos países vecinos tienen ese enfoque tan diferente hacia las focas?

JMC: No sé lo suficiente sobre los aspectos económicos de la pesca de focas en Namibia para hacer un comentario exacto.

HSUS: De la misma forma, Estados Unidos prohibió la caza comercial de focas en 1972, pero el gobierno canadiense apoya e incluso subvenciona la caza comercial de focas de Canadá. Mientras la mayoría de los canadienses se oponen a la caza comercial de focas, el gobierno canadiense la defiende como una importante tradición. ¿Cree usted que la tradición puede justificar la masacre comercial de focas o de cualquier otro animal?

JMC: Uno podría también argumentar que debido a que Canadá solía ahorcar a los asesinos convictos, la tradición no debiera permitir que esta costumbre desapareciera. La caza de focas en Canadá no es una tradición, es sólo una práctica ignorante y anticuada.

HSUS: Sudáfrica, Namibia, Canadá y Rusia tienen una industria ecoturista floreciente de observación de focas ¿Ha podido usted alguna vez ver focas en su hábitat natural?

JMC: He remado por Seal Island en False Bay, la bahía oriental de la Península del Cabo, y he observado cómo las focas disfrutan de una vida bastante normal. (En aras de la exactitud histórica debo decir que estas visitas a las focas tuvo lugar en la década de 1980, cuando las focas de Seal Island no se fiaban mucho de los extranjeros- los pescadores visitaban regularmente la isla también, cargando rifles, y disparando a muerte a los habitantes)

HSUS: Varios países han prohibido el comercio de productos derivados de la foca, y la Unión Europea está considerando la prohibición absoluta del comercio de productos derivados de la foca dentro de la UE. ¿Cuáles es su forma de pensar sobre las responsabilidades de los gobiernos en poner fin al comercio de productos no éticos?

JMC: La frase "productos no éticos" significa cosas diferentes para personas diferentes. Yo diría que para cualquier observador desapasionado todos los productos derivados del asesinato no son éticos. Pero yo no preveo que la UE o cualquier otro organismo gubernamental vaya a prohibir el comercio de los productos derivados del asesinato en un tiempo cercano.

HSUS: Millones de personas-incluyendo un número de escritores eminentes como Farley Mowat, Findlay Timoteo, Michael Ondaatje, Barbara Gowdy y usted mismo se han manifestado en contra de la caza comercial de focas de Canadá. ¿Qué hay en esta masacre, que provoca reacciones tan fuertes en el público?

JMC: En primer lugar, las focas bebé son muy fotogénicos. En segundo lugar, se encuentran totalmente indefensas y  no tienen la menor idea de lo que está a punto de sucederles. En tercer lugar, incluso el más duro de corazón tiene sus propias reservas de matar a  criaturas que apenas han probado la dulzura de la vida. Y en cuarto lugar, la gente que hace esas masacres son muy poco atractivas y nada fotogénicas.

HSUS: Uno de nuestros más grandes retos en esta campaña es que la mayoría de la gente no es consciente de que la caza comercial de focas todavía existe. ¿Qué papel cree usted que la literatura puede desempeñar en la exposición del tema de la situación de los animales a las personas de todo el mundo?

JMC: Los documentales y fotografías tienen un efecto más inmediato y más poderoso que cualquier cosa que pueda hacer la literatura.

HSUS: La opresión social tanto de las personas como de los animales han sido un tema recurrente en sus novelas. ¿Usted ve una conexión entre la violencia hacia las personas y la violencia hacia los animales?

JMC: No es es una conexión a la que yo dé importancia. En primer lugar, bastantes sociedades pacíficas matan violentamente y a gran escala a animales. En segundo lugar, si vamos a reformar nuestro comportamiento hacia los animales no deberíamos estar haciéndolo por algún segundo motivo, por ejemplo, como la reforma de nuestro comportamiento hacia los miembros de nuestra propia especie.

HSUS: Uno de sus personajes, Elizabeth Costello, habla acerca de la bondad como una constante universal, y que los niños de todo el mundo tienen una afinidad natural para con los animales y que se les tiene que enseñar que está bien matarlos para el consumo humano. Dado que es nuestro instinto natural tratar a los animales amablemente, ¿cree que estamos haciendo progresos en la lucha contra lo que se nos ha enseñado durante miles de años- que es aceptable causar sufrimiento a los animales para nuestros propios fines?

JMC: Depende de lo que quieres decir con "nosotros". Al mismo tiempo que un segmento de la clase media  en Occidente está teniendo dudas en cuanto al trato dado a los animales como si fueran cosas, la demanda de "productos de origen animal", es decir, trozos de animales muertos-crece a ritmo acelerado entre los pueblos emergentes del mundo que hasta hace muy poco sentían hambre de carne.

7 comentarios:

  1. La verdad estoy en contra del sufrimiento de los animales y mucho más si es una cuetión de beneficio superficial como pieles o menjurges medicinales placebos.
    Sin embargo no soy vegetariana y como la carne como de la vaca como del pollo. no porque me de gusto verlos sufrir sino que el hombre es un animal carnivoro donde su estructura biológica pide carne para su alimentación. En la misma naturaleza hay carnivoros y no se les culpa por matar para comer. y está comprobado que no por ser racionales y sentir hempatia con los animales vamos a dejar de necesitar las proteinas y los nutrientes que la carne nos otorga.
    Yo creo que la carne es buena para comer pero no para ponerse encima.
    coetze me parece un escritor de mis favoritos y si apenas te estás adentrando al mundo de sus escritos te recomiendo desgracia, y la vida de michael ... no recuerdo el apellido pero creo que con eso lo encuentras.
    Saludos

    ResponderEliminar
  2. Gracias Caiguar por tus recomendaciones. Desgracia me gustó demasiado, y La vida de Michael K, lo tengo en los libros pendientes. Ya que me lo nombras, lo pongo entre los primeros de la lista de Coetzee.

    En lo de las proteínas, yo tampoco soy vegetariana. Pero supongo que a lo que se refieren es a que no es lo mismo meter a 100 gallinas en una caja diminuta, o tener a los cerdos en una posición que casi tienen que vivir sin poder darse la vuelta, o eso que una vez oí y me hizo ya nunca comprar patés, me refiero a cuando con un embudo le meten a la fuerza al pato el alimento para agrandarles el higado.

    En fin, la crueldad que existe cuando los animales que nos comemos son vistos como gomas del pelo por ejemplo, es lo que debemos evitar. Pero es que es verdad que la gente no lo sabe.

    ResponderEliminar
  3. Los vegetarianos somos saludables y los veganos también, tenemos un índice menor de afecciones estomacales y menor probabilidad de ciertos tipos de cáncer y de problemas cardíacos. No nos faltan nutrientes si llevamos una dieta equilibrada (pero eso es igual en los omnívoros), tomamos alimentos vegetales con contenido en proteínas mayor que el de la carne, pero sin tanto colesterol ni grasa. Y no lo digo yo, lo dicen las asociaciones de nutricionistas más importantes del mundo, que han aceptado esta filosofía como apropiada para todas las etapas de la vida, incluida la niñez y la lactancia. Puedes consultarlo.

    Somos la demostración fehaciente de que se puede vivir sin matar. Y hay vegetarianos desde hace muuucho, desde civilizaciones muy antiguas. Analiza los motivos REALES por los que comes carne, Caiguar, y descubrirás que te mienten desde muchos flancos. Otra cosa es que tu gusto por su sabor supere tu capacidad de compasión. Pero eso ya es un tema ético, no de nutrición -batalla que ya hemos ganado hace muchos años, por eso hay que tener prudencia a la hora de pontificar sobre lo que no se conoce en profundidad-.
    Lo digo sin ánimo de ofender y con la humildad de quien ha encontrado por casualidad unas palabras profundamente erradas.

    Coetzee es maravilloso. Gracias por compartir la entrevista, he llegado aquí buscando info sobre el autor y siempre interesante leerle.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  4. Gracias Anónimo por esta intervención tan nutritiva. Es una pena que no dejes tu nombre.
    En la parte de libros hay varias reseñas de este escritor, que se ha convertido en uno de mis dos favoritos.
    Un saludo :t

    ResponderEliminar
  5. Me encanta Coetzee. ¡Y él si es vegetariano!... Es una incoherencia estar contra el maltrato animal y comerse varias veces a la semana un pedazo de carne.

    1. Porque esa carne no la mata quien se la come, lo que sería lo más natural.

    2. Porque en las economías de escala presentes en la sociedad post industrial, hasta la carne BIO es tan inhumana y lleva tal nivel de sufrimiento que también se convierte en una práctica antinatural. Los animales nacen, viven y mueren aterrorizados, sufriendo, alejados de sus madres, sin poder comportarse como lo harían en su hábitat natural.

    3. El ser humano está LEJOS de tener una fisionamía, metabolismo y sistema digestivo para digerir carne. El sistema digestivo de los carnívoros o los omnívoros es muy largo. El nuestro es corto. De hecho, somos los únicos animales (aparte de las aves carroñeras) que comemos carne putrefacta, no viva ni recién matada. Sin olvidar que nosotros, hace miles de años, cuando comíamos carne, era puntualmente y cuando no había opción de comer vegetales porque era invierno. El consumo de carne puntual comenzó con el nomadismo para evitar morirse de hambre, ya que no tenían vegetales en los períodos fríos. Nosotros, ni somos nómadas ni tenemos escasez de vegetales, por lo que matar miles de millones de animales al año no es ni natural, ni justo ni ético.

    4. Como descendientes de los grandes simios, podemos obtener todas nuestras proteínas de los vegetales y ser tan fuertes como un gorila (¡quien no como carne!).

    5. Creo que antes de ofrecer argumentos al azar para justificar un hábito alimentario absolutamente prescindible, que ha sido establecido potenciado por la Iglesia, inicialmente, y luego por los lobbies financieros del capitalismo, sería mucho más rico leer diversos estudios al respecto. Ya que cada vez hay más estudios científicos independientes (no patrocinados por las industrias en cuestión)que concluyen que el gran consumo de carne en la actualidad es el causante de las nuevas enfermedades de la opulencia, como el cáncer, las cardiopatías, etc.

    6. Coetzee habla mucho en sus libros de la empatía hacia los animales. Y bueno, no se puede tener empatía por un ser, y luego consumir productos para cuya producción o elaboración se daña/explota/mata a millones de esos seres. Otra de las grandes incoherencias encontradas en el capitalismo.

    7. Todo lo que no es imprescindible para la superviviencia es superfluo. Y no sólo las pieles lo son, también la carne, la leche de otros animales (somos los únicos mamíferos que toman leche después de la lactancia y de otros animales- de ahí, los grandes niveles de osteoporosis en los países que son grandes consumidores de lácteos. Sin olvidar que matamos a los bebés de las vacas para tener su alimento para nosotros ¿no os parece absolutamente inaceptable matar a un bebé y robarle la leche que su madre produjo para él?). ¿Y qué decimos del cuero? ¿Sabéis cómo tratan y matan a las vacas para conseguir esos bolsos y zapatos de cuero tan extendidos en la actualidad?

    En fin, que si realmente se quiere profundizar en un tema, se debería leer un poquito más. Porque estamos hablando de seres vivos, seres sintientes que, como nosotros, quieren disfrutar de su vida, evitando el dolor, el sufrimiento, y estableciendo vínculos sociales con sus pares.

    Yo llevo más de 5 años siendo vegetariana estricta, y jamás había tenido unos análisis de sangre tan buenos. He revertido varias enfermedades (tiroides, problemas de piel, ansiedad), tan sólo cambiando mi estilo de vida y mi alimentación.

    Porque una vida conectada con la naturaleza y los animales, una vida en profundo respeto y armonía con todos los seres vivos es una garantía de paz para el cuerpo, para el alma y para la mente.... una garantía holística de salud.

    Ojalá podáis investigar un poco más, romper esos preceptos erróneos aprendidos y descubrir lo que realmente sucede en cualquier industria que explota a los animales.


    ResponderEliminar
  6. PD: Gracias por compartir esta maravillosa entrevista. Me encanta tu blog. Tenemos gustos literarios muy parecidos.

    ¡Un abrazo natural!

    ResponderEliminar

Bienvenid@ a "Luces digitales".
Es un placer tenerte aquí.
¡Gracias por comentar!